Nos preocupa tu privacidad En pisos.com utilizamos cookies propias y de terceros para dar un servicio satisfactorio mediante cookies técnicas, de personalización y para fines analíticos. pulsa AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookis pulsando el botón "aceptar" o configurarlas o rechazar su uso pulsando
Aceptar Configurar

¿Es rentable el gas natural para el hogar?


¿Es rentable el gas natural para el hogar?

 

El gas natural es el aprovisionamiento permanente de energía más económico del mercado y el que dispone del precio más moderado y equilibrado. Tiene 7,1 millones de clientes, de los cuales 4,6 millones están en el mercado libre y 2,4 millones están relacionados con tarifas reguladas.

En comparación con otras fuentes de energía (como el diesel, el gas propano o la electricidad), el gas natural es una de las fuentes de energía más baratas. Este suministro se distribuye a través de una red de distribución y se puede utilizar para calefacción, agua caliente y cocina.

La calefacción es una de las causas que más gas natural consume. Le permite moverse bajo un calor uniforme sin cambios bruscos de temperatura. Además, también permite regular y programar la temperatura de cada habitación a través de un termostato, hecho que nos ayuda a ahorrar temperatura porque la menor cantidad de habitaciones que usamos en interiores se puede utilizar a temperaturas más bajas. El gas natural también se utiliza para agua caliente. Según datos del IDAE, el consumo medio de energía de los hogares españoles para calentar agua caliente sanitaria es de 1.797 kWh / año.

La cocina es el elemento más económico. Sabemos que las cocinas de gas pueden economizar energía. Algunos expertos estiman que en comparación con las eléctricas, los ahorros oscilan entre el 30% y el 50%. Otro dato a considerar en nuestra cocina es que el horno con menor costo energético es el horno a gas natural.

 

Otra gran ventaja del gas natural es que es un abastecimiento continuo de energía, es decir, puede obtenerlo en cualquier momento y lugar sin interferencias.

 

¿Qué tarifa contratar?

Según el uso de gas natural, las viviendas suelen tener dos tarifas. La tarifa de acceso 3.1 se aplica a las casas que utilizan gas para cocinas y agua caliente, y el precio fijo es de unos 4 euros. La tarifa de admisión 3.2 es aplicable a casas convencionales con calefacción de gas, el plazo fijo es de unos 8 euros y el coste unitario de consumo es inferior a la tarifa 3.1.


Los comercializadores actualizarán las tarifas de acceso en función de su consumo anual.

 

Encuentra el mejor precio

 

Los consumidores deben encontrar la tarifa que mejor se adapte a sus necesidades. Por tanto, es importante que compruebes las diferentes tasas de interés del mercado para ver cuál es más beneficiosa para ti.

 

     Permanencia de la tarifa de gas: La mayoría de las empresas han eliminado el período de retención de las tarifas del gas. Aun así, todavía hay algunas cotizaciones que se pueden mantener durante 1 o 2 años, especialmente la tarifa plana.

     Descuento de gas natural: Si la tarifa seleccionada tiene un determinado tipo de oferta o descuento, se debe verificar la duración y precio del servicio una vez finalizado el período de tiempo antes mencionado.

     Servicios de mantenimiento: Algunas tarifas presentan un coste exclusivo al contratar simultáneamente un servicio de reparacion, por lo que habrá que valorar si resulta interesante.

 


A veces, esta oferta puede resultar útil porque suelen incluir:

     Inspección de gas obligatoria cada cinco años, el precio es de 50 euros o 60 euros.

     La revisión de la caldera también es obligatoria, una vez cada dos años, y el coste es de unos 100 euros.

     Es necesario consultar cuántas de mano de obra  incluye, y qué tipo de reparaciones, materiales, etc.

 

 

Precio de registro de gas natural

 

Los consumidores que se registren para el gas natural deberán pagar el importe a los distribuidores de su zona. Esta tarifa se pagará con el primer recibo sin abonar ninguna tarifa al técnico. En domicilios nuevos, el coste del gas marcado oscila entre los 150 - 220 euros, en función de la comunidad autónoma. En domicilios donde el gas natural lleva menos de tres años cortado, el importe es de unos 85 a 100 euros, igualmente según la comunidad autónoma.

 Los distribuidores definen el importe del gas contratado en sustento a derechos de conexión y depósitos prepagos, todos los consumidores deben pagar para beneficiarse de este abastecimiento, independientemente de la empresa con la que contraten.