Nos preocupa tu privacidad En pisos.com utilizamos cookies propias y de terceros para dar un servicio satisfactorio mediante cookies técnicas, de personalización y para fines analíticos. pulsa AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookis pulsando el botón "aceptar" o configurarlas o rechazar su uso pulsando
Aceptar Configurar

¿Cómo gestionar los contratos de luz en un cambio de domicilio?


¿Cómo gestionar los contratos de luz en un cambio de domicilio?

Cambiar de vivienda siempre es un quebradero de cabeza debido a la cantidad de asuntos que se deben realizar antes, durante y tras el cambio de hogar. Se trata de una labor en donde bien podemos olvidar ciertos pasos. Uno de los pasos clave en este entramado supone el cambio de nombre de los suministros eléctricos que se tiene que efectuar una vez instalados en el nuevo domicilio. En este artículo vamos a refrescar los pasos que componen este proceso para facilitar a las nuevas generaciones esta gestión.

Los trámites para cambiar la titularidad de los contratos, más allá de lo que se pueda imaginar cualquier persona, son rápidos, sencillos y se pueden aplicar en el momento en el que se solicita. Este paso tiene como definición el traspaso de la responsabilidad de un usuario a otro en materia de suministro energético.

¿Cuándo es necesario realizar un cambio de nombre en el suministro energético de la vivienda?

Existen tres supuestos en donde el usuario se vea en la obligación de realizar este cambio:

-       Ante la compraventa de una vivienda, que supone el cambio más común y conocido.

-       Ante el fallecimiento del titular, debe pasar a un descendiente del mismo.

-       En el caso de un divorcio, el cónyuge que permanezca en el domicilio permanece y asume la responsabilidad.




¿Por qué es tan importante realizar el cambio de titularidad en el suministro eléctrico?

La responsabilidad del suministro debe tenerla siempre el propietario o inquilino de la vivienda, ya que en el caso de serlo, el usuario no podrá tramitar ningún tipo de gestión relacionada con la tarifa en cuestión; otro motivo consiste en que, ante cualquier problema que surja por impago de deudas o la falta de abastecimiento en el hogar, el titular es quien debe responder.

¿Qué documentos necesita el usuario para cambiar el nombre en el suministro de luz?

Para realizar este trámite, el usuario precisa de una serie de papeles que permitan su ejecución. Pero antes de solicitar el cambio, el propietario en cuestión debe escoger una tarifa eléctrica que mejor se ajuste a sus necesidades de consumo. Para ello, se recomienda revisar la potencia eléctrica, con el objetivo de establecer unos niveles óptimos que no sobrepasen la media.

En este sentido, para adquirir la mejor tarifa del mercado, el usuario, asimismo, tiene que tener en cuenta el precio kW/h (kilovatio por hora) de la luz. De este modo, es probable que le convenga una de discrimiación horaria o si, por el contrario, una en la que el valor no varíe durante unas horas.

Con todo, el propietario debe adjuntar la siguiente documentación:

-       Nombre del titular actual: DNI o NIE

-       Nombre del anterior propietario de la vivienda

-       Dirección postal del domicilio

-       Potencia eléctrica que se desea contratar

-       Código Universal del Punto de Suministro (CUPS), se trata de una serie de entre 20 y 22 dígitos que se puede localizar en cualquier factura eléctrica pasada.

-       Número de cuenta bancaria para domiciliar los pagos.

¿Hay que pagar por realizar el cambio de titularidad del suministro de luz en la vivienda?

No. Este proceso no conlleva cargos adicionales para ninguno de los titulares, es decir, ni el anterior ni el actual. Se puede efectuar todas las veces que se precise, al igual que un cambio en la potencia eléctrica contratada o la reducción del consumo en el hogar.

¿Cuánto tarda en efectuarse el cambio de titularidad?

Pese a que el cambio se efectúa en el momento en el que se contacta con la empresa distribuidora, lo cierto es que precisa un periodo de entre 15 y 20 días hábiles para efectuarlo de manera oficial.